Lavanda - Fundación Galicia Verde


Vaya al Contenido

LAVANDA
(Lavandula angustifolia Mill.)



Cuando piensas en lavanda y cierras los ojos, de seguro te viene a la mente, esa bucólica imagen de extensos campos de color violeta, relacionados con la Provenza o la Costa Azul de Francia. Si es que con sólo hacer este pequeño ejercicio, tu cabeza quedará más despejada y tranquila…
La lavanda es orihunda de tierras alcalinas de la costa Mediterránea, teniendo su presencia en países como España, Norte de África, Francia, Italia  pero también en Inglaterra y la antigua Unión Soviética. Su uso es más que conocido desde hace más de 5000 años, cuando los egipcios la usaban para embalsamar sus momias y posteriormente, griegos y romanos la usarían para perfumes y para usar en el agua de baño. De esta manera se dice que el nombre procede del latín “lavare”, cuyo significado es lavar y alude al uso del agua de baño para conciliar mejor el sueño.

Nombre científico: Lavandula angustifolia Mill.
Nombre en español: Lavanda, espliego
Nombres en otros idiomas: Lavender (inglés) Etcher lavendel (alemán), Lavande vraie (francés), Alloro (italiano), Loureiro, louro (gallego y portugués), Ereñotz, ereinuntza, erramu (vasco), Lavanda (catalán)
CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS
Familia: Labiadas

Planta vivaz, ligeramente leñosa (solo en la base), de 20 a 60 cm de altura y raíz pivotante.

Tallos erectos, no ramificados y cubiertos de una corteza de color gris amarillento;  con 4 lados redondeados que en ocasiones llevan una estría en la mitad de las caras, generalmente con pelos estrellados (pelos con varios brazos).

Hojas invernantes en roseta, pecioladas, con pelos estrellados, de color verde blanquecinas. Hojas de los tallos floríferos opuestas, poco pelosas, verdosas, con peciolo que va acortándose hacia el ápice, enteras.

Inflorescencias pedunculadas terminales en forma de espiga; constituidas por 5 verticilos agrupados de flores, generalmente los inferiores algo distanciados, con brácteas anchamente ovadas, casi triangulares y con bractéolas lineares. Flores sentadas o brevemente pediceladas. Cáliz de 5 sépalos soldados, tubular, con nervios salientes con pelos estrellados y canales con glándulas esferoidales amarillentas, con el tubo terminado en 4 pequeños dientes más otro que se prolonga en un apéndice. Corola blanco-azulada a violeta, irregular, con 5 pétalos soldados terminados en 2 labios, el superior con 2 lóbulos y el inferior con 3, todos semejantes. Androceo con 4 estambres libres cuyos filamentos nacen de la corola. Gineceo formado por un ovario súpero constituido por 4 carpelos libres de cuyo centro nace un estilo que termina en un estigma capitado.

Fruto es un tetraquenio  constituido por 4 núculas ovoides, de color pardo oscuro.
CULTIVO
Se cultiva frecuentemente como planta ornamental tanto por su color como por su olor. Es  ideal para conformar cierres y bordes en nuestro huerto.

Cultivo:
elegiremos en nuestra zona de plantación un sitio en el que permitamos que la planta se desarrolle bien, evitando hacerlo muy cerca de otras plantas y más aún, próxima a árboles. El clima ideal para su desarrollo es un clima mediterráneo con inviernos suaves y veranos secos y calurosos pero tolera condiciones de frío e incluso heladas ligeras en invierno.  En cuanto a las características del suelo sí que exige un sustrato alcalino para su crecimiento. Si nuestro suelo es ácido tenemos que compensar esa acidez bien añadiendo un sustrato específico o bien añadiendo cal. También es esencial que el suelo tenga un buen drenaje. Un suelo arenoso o franco-
arenoso, nos permite la fácil evacuación de agua para que las raíces no estén encharcadas en ninguna estación del año.
En cuanto a la insolación es fundamental que la planta tenga una exposición al sol directo por lo menos durante seis horas diarias.  

Cuidados especiales:
debido a su rusticidad, la lavanda aguanta épocas de sequía pero prestaremos atención especial al riego en los meses de crecimiento y en los meses de calor (ideal, un riego a la semana), y siempre hacerlo evitando mojar las ramas y flores, por el riesgo de que pueda haber ataques de hongos.  De la misma manera, evitaremos también abonar la planta si nuestro suelo es rico en materia orgánica, ya que un exceso de fertilización puede provocar que la floración pierda su aroma.
Sí que tiene importancia la poda, que se realiza bien al comienzo de la primavera o a la llegada del otoño (siempre antes o después de la floración) , para ir estimulando el crecimiento de nuevas ramas y flores pero ésta, nunca debe sobrepasar la mitad del tamaño de la planta.

Cosecha:
los tallos florales se recolectan al principio de la floración, cuando las flores están ya azules o violetas y se conservan en manojos boca abajo en un lugar fresco y ventilado hasta que sequen del todo.

Multiplicación:
bien por semilla o bien por esquejes.
La multiplicación por semillas se hace a inicio de primavera pero tiene el inconveniente de que es una técnica lenta de reproducir, ya que la germinación puede variar entre 1-3 meses. Necesitaremos que la temperatura sea ligeramente cálida (15-20ºC), que haya buena iluminación y que la humedad sea constante en suelo.
La multiplicación por esquejes es la forma más fácil de reproducir esta planta. El esqueje se selecciona cuando la floración termina (a final de verano), cogiendo tallos de entre 10-15 cm de longitud y de consistencia semi-leñosa, haciendo un corte en diagonal (se puede aplicar algún enraizante sobre  él)  y plantando directamente en sustrato. Importante es mantener la humedad en todo momento y colocarlos en un ambiente cálido y con luz.
USOS Y PROPIEDADES
Aunque su olor es muy característico, el aceite esencial sólo representa entre el 0,5-0,8% de la planta fresca. Este aceite contiene carburos terpénicos como el ocimeno, diperteno, camfeno, cariofileno, alcoholes terpénicos libres (30-40% del aceite) como el linalol, geraniol, borneol; ésteres de linalol (35%) como el acetato, butirato y valerianato de linalilo y geraniol y finalmente cineol (1-3% del aceite esencial). Contiene además derivados terpénicos como el ácido ursólico, cumarina y ácido cumárico, ésteres de umbeliferona, cedreno, luteonina y ácido labiático (también llamado ácido rosmarínico).Destacar también la presencia de taninos (12%) y ácidos fenoles como el cafeico o el clorogénico.

Uso terapéutico
Por vía interna, es colagogo y colerético. Se asocia a otras plantas amargas con las que actúa como corrector del sabor. Sobre el estómago ejerce un efecto estimulante. El baño de lavanda hecho con la lavanda en flor o con su aceite esencial, es un gran tratamiento antiespasmódico.
Las flores de la lavanda poseen además propiedades sedantes. Son útiles en caso de migrañas y otras cefaleas, y en los casos de palpitaciones de origen nervioso del corazón, así como en los estados de nurastenia. Ejerce además un efecto diurético e hipotensor.
Por vía externa, es antiséptico y cicatrizante, muy especialmente el aceite esencial. En dermatología, se puede usar eficazmente para desinfectar llagas y favorecer su cicatrización. Es un excelente antiinflamatorio en contusiones, esguinces y dolores de tipo reumático. Una fórmula para este fin es usar 8 gr de esencia de lavanda, 20 gr de tintura de árnica y 950 cc de alcohol de 60 º, para hacer un linimento.
Para las picaduras de insectos usamos un puñado de flor de lavanda macerado durante 15 días en cuarto litro de aceite de oliva.

Otros usos
Se puede usar para fines culinarios en la aromatización de vinagres o en la elaboración de postres, pero no es el uso más extendido.
Los tallos secos de lavanda se pueden usar para meter en bolsitas de tela para poner en los armarios, muebles zapateros,.. o para hacer cajas de perfumes, almohadas,…
La esencia de lavanda se usa en colonias y perfumes.
En el huerto además de aportar color y aroma, es un eficaz atrayente para los polinizadores, siendo una de las plantas favoritas de las abejas. Además se puede realizar un insecticida ecológico con 2 puñados de flor de lavanda puestas en un recipiente lleno, mitad de agua destilada, mitad alcohol de 90º. Esta loción dicen que aleja a los insectos dañinos y si a la misma se le añade un puñado de pétalos de rosa y un vaso de vinagre de sidra, se obtiene una loción refrescante para las manos y los pies y un buen perfume para añadir al agua de aclarado del cabello
TU OPINIÓN
En este apartado queremos colgar vuestras opiniones sobre esta planta: que os parece, si os gusta, o no, si conocéis algunas propiedades, como la llaman donde vivís, o alguna anécdota,...cualquier cosa que queráis enviarnos, para compartir y enriquecer esta sección, a secretaria@fundaciongaliciaverde.org.
.
Fundación Galicia Verde
Aldea de Leboso
36556 Forcarei - Pontevedra

+34 671 22 39 05
WebMaster: Enrique Banet
Regreso al contenido