Caléndula - Fundación Galicia Verde


Vaya al Contenido
CALÉNDULA
(Calendula officinalis L.)

Originaria del sur de Europa y de Oriente próximo, es una planta que crece de forma subespontánea en un gran número de zonas templadas y cálidas de la Tierra, y en numerosos tipos de hábitats.
El nombre de caléndula proviene de las “calendas” del latín, que designaban el primer día del mes. Esto se  debe al hecho de que la planta florece prácticamente todos los meses del año, incluidos los de invierno si éste no es muy duro. Los romanos la llamaban también “solsequium”, cuyo significado es “que sigue al sol”, ya que igual que el girasol, las flores se abren al sol en su transcurso diario. También se denomina flor de difunto por el olor fuerte característico y porque sus flores aparecen en pleno invierno.
Rodeada de supersticiones, se dice de ella que si tienes a la vista un pleito ante los tribunales, lleva encima una flor de caléndula y la justicia será favorable. También se cuenta una  historia que dice que si sus flores se esparcen bajo la cama, te protegen de los males del mundo y consiguen que tus sueños se hagan realidad.
Nombre científico: Caléndula officinalis L.
Nombre en español: Caléndula, maravilla, caldo, tudescas, flamenquilla, flor de difunto
Nombres en otros idiomas: Calendula, marigold, goldbloom, mary gowles (inglés) Ringelblume, studentenblume, goldblume (alemán), Souci, calendula (francés), Calendola, fior d´ogni mese, fiorrancio de tutti i tempi (italiano), Calèndula, gojat, groguet, galdiró, jaumet, mal d´ulss (catalán), Maravilhas, bonias, cuidados (gallego y portugués) Illen, ilherrilili (Vasco)
CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS
Familia: Compuestas/asteráceas
Planta herbácea anual.
Raíz fibrosa que puede alcanzar una profundidad no mayor a 30 cm.
En los primeros estadios de la planta está formada por una roseta basal de hojas, posteriormente desarrolla tallos angulosos y pubescentes de unos 30-50 cm de altura y numerosas ramas estriadas, verdes, suculentas y pubescentes, divididas a su vez en dos o tres segmentos.
Hojas de color verde pálido, alternas, oblongas o espatuladas, agudas, mamelonadas, sésiles y discretamente carnosas, con bordes casi enteros o algo dentados. Las hojas inferiores presentan peciolos cortos, mientras que las superiores son sésiles.
Capítulos florales de tamaño grande, de 3 a 7 cm de diámetro, terminales y solitarios, de un intenso color amarillo o anaranjado, más brillantes justo antes de su mayor expansión y con numerosas lígulas radiales. Tiene un involucro con dos rangos de brácteas velludas. Las flores, situadas en el disco floral, son tubulares.
Los frutos son aquenios espinosos y recurvados, casi anulares, de morfología diversa y erizados de espinas por su cara dorsal.  
CULTIVO
Es una planta que no debe faltar en nuestro huerto pues es muy fácil de cultivar.

Cultivo:
prefiere climas templados o cálidos aunque puede llegar a soportar temperaturas de bajo cero. La insolación puede ser casi la condición más limitante pues sí que es una planta que necesita una exposición directa al sol, aunque se tienen visto casos de desarrollo en zonas de semi-sombra o de incluso sombra total. Para que florezca en condiciones, cosa que hace sobre todo al final del invierno, los capullos tendrán que estar expuestos a los rayos solares. Las exigencias en cuanto al suelo son mínimas. Se adapta a cualquier tipo de suelo siempre que tenga buen drenaje.

Siembra:
se hace mediante siembra directa o bien mediante semillero y posterior trasplante.  Si se hace mediante siembra directa, hace falta trabajar el terreno previamente para eliminar la costra superficial, airearlo y hacerlo más mullido. En zonas de clima templado, la siembra se hace en otoño para que la floración se adelante el año siguiente. En zonas de clima más fresco, la siembra tiene lugar en primavera, más o menos a partir del mes de abril. Se hace manualmente, a chorrillo, cubriendo las semillas en los surcos con una capa ligera de tierra de 2 a 3 cm. Si se hace el trasplante de las plantas hechas crecer en semillero, el trasplante debe ser hecho entre abril-mayo y cuando las plantas tienen una altura aproximada de 10 cm.

Cosecha:
los capítulos florales se pueden ir recogiendo para uso en fresco en cualquier momento de la floración. Si vamos a hacer un acopio grande de flores, cuando un 10 % de la plantación presente estado de floración, se inicia la recolección. Esto ocurre alrededor de los 70 días de la siembra o entre 40 y 50 días después del trasplante. Para un mejor aprovechamiento, se recogen las cabezuelas con corto pedúnculo (2 a 3 cm), en forma escalonada, es decir, a medida que las flores abren por completo, cada 5 a 7 d, en tiempo soleado y después de eliminado el rocío.

Multiplicación:
Su multiplicación es por semillas, las que se diferencian en 2 clases: las exteriores arqueadas, con espinitas en el dorso y frecuentemente aladas en los bordes y las interiores más pequeñas, casi cerradas en círculo. El peso promedio de 1 000 semillas oscila entre 10 a 15 g. El poder germinativo de las semillas es de aproximadamente 85 %, conservándose hasta por 1 año, cuando las semillas se almacenan en frascos de cristal a temperatura ambiente. Las semillas almacenadas por períodos de 2 años pierden totalmente su poder germinativo.
PROPIEDADES Y USOS
La caléndula contiene aceite esencial (hasta un 0,12% en las flores liguladas y hasta un 0,4% en el receptáculo), compuesto por mentona, isomentona, g-terpineno,  a-muuroleno, g- y d-cadineno, cariofileno, padunculatina, a- y   b-ionona, 5,6-epoxi-b-ionona, dihidroactinidiálido, geranilacetona, carvona y cariofilencetona, entre otros componentes. Flavonoides (hasta un 0,88% en las flores liguladas, y hasta un 0,33% en el receptáculo), como por ejemplo eterósidos de   isoramnetina y quercetina.
Contiene también numerosos saponósidos hemolíticos derivados del ácido oleanílico (calendulósidos); alcoholes treterpénicos; esteroles libres, esterificados y glucosilados; carotenos y  xantofilas; poliacetilenos; ácidos fenoles y taninos.

Uso terapéutico
Las virtudes que caracterizan a esta planta son la sudorífica, estimulante, antiespasmódica, colerética, colagoga e hipotensora. Una receta de una tisana sudorífica incluye caléndula, lavanda, saúco, borraja y malva a partes iguales. Se pone a razón de una cucharada sopera por   taza. Se deja 15 minutos en infusión y se puede tomar varias veces al día.
Parece tener una discreta actividad emenagoga, ya que regulariza las menstruaciones, sin embargo su efecto es muy suave e inferior al de otras plantas con esta propiedad. También posee cierta actividad de tipo estrogénico.
La composición alcohólica y las lactonas terpénicas confieren a la caléndula una discreta actividad antibacteriana y fungicida.
Produce una acción vasodilatadora periférica. Por vía externa, esta planta se comporta como antiséptica y antiinflamatoria. Especialmente se usan el aceite y la infusión de caléndula en casos de eccemas, quemaduras, e irritaciones simples, sobre las que ejerce un efecto demulcente y antipruriginoso. Se ha empleado también para aliviar las molestias derivadas de las picaduras de insectos o medusas. Las irrigaciones vaginales con infusión de caléndula (hecha con una parte de caléndula por tres de agua hirviendo y empapando unas compresas) pueden ser de utilidad en el tratamiento sintomático de las afecciones que cursan con   escozor.
El aceite se prepara dejando en maceración las flores de caléndula en aceite de almendras dulces, de forma que ocupen como máximo la mitad del recipiente. Se deja durante tres semanas en una botella de vidrio oscuro, a la intemperie, en un lugar resguardado de la luz directa del sol. Transcurrido ese tiempo, se filtra y se guarda en un recipiente hermético.
Si queremos una textura tipo crema, podemos preparar un ungüento antiséptica para heridas infectadas, úlceras, tumores, o enfermedades de la piel en general. Se hace con 50 gr de pétalos de caléndula, hojas de nogal, raíz de equinácea y hojas de eucalipto. Se hierven todas estas plantas   en un litro y medio de agua en decocción a fuego lento durante 15 minutos.   Luego se le añaden 500 gr de lanolina anhidra hasta que se mezcle bien y   finalmente, se añaden dos cucharaditas de eucaliptol o aceite esencial de   eucalipto.
La infusión de flores de   caléndula es útil como colirio para lavar los ojos en caso de conjuntivitis y   prurito ocular.
Tiene una toxicidad muy   discreta, que sólo aparece cuando se toman grandes cantidades de sus   extractos.

Uso   culinario
Tanto las hojas como especialmente las lígulas florales, se pueden consumir en forma de ensalada y se han recomendado como vitamínicas. Las flores secas y molidas se usaban como colorante para sustituir al azafrán en los guisos (azafrán de los pobres), aunque su sabor   es diferente.

 Otros   usos
Está probada su capacidad repelente de insectos como moscas blancas, chinches y nematodos. Atrae depredadores como las mariquitas o a sírfidos.
TU OPINIÓN
En este apartado queremos  colgar vuestras opiniones sobre esta planta: que os parece, si os gusta, o no, si conocéis  algunas propiedades, como la llaman donde vivís, o alguna anécdota,... cualquier  cosa que queráis enviarnos, para compartir y enriquecer esta sección, a secretaria@fundaciongaliciaverde.org.
.
Fundación Galicia Verde
Aldea de Leboso
36556 Forcarei - Pontevedra

+34 671 22 39 05
WebMaster: Enrique Banet
Regreso al contenido