Capuchina - Fundación Galicia Verde


Vaya al Contenido
CAPUCHINA
(Tropaeolum majus L.)

Originaria del Perú, desde donde se extendió por todo el continente americano y por todo el mundo a través de los colonizadores españoles. Habladurías dicen que los soldados incas tomaban las flores de capuchina mientras estaban en combate para olvidarse así de sus mujeres. También ha ayudado a soldados españoles y americanos durante la II Guerra Mundial a protegerse del escorbuto (debido a su alto contenido en vitamina C), de afecciones urinarias y de calmar la tos.
 
Las hojas y las flores presentan un sabor picante similar al del berro, por eso le viene el nombre de mastuerzo del Perú.
Nombre científico: Tropaeolum majus L.
Nombre en español: Capuchina, mastuerzo de Indias, marañuela, pelón, flor de la sangre, llagas de Cristo, espuela de galán.
 
Nombres en otros idiomas: Common nasturtium, large Indian cress (inglés), Oostindische kers (alemán), Capucine (francés), Nasturzio (italiano), Caputxina, morritort, murrisà, bequera (catalán), Chagas, mastruço do Perú, papagaios, capuchinha grande (gallego y portugués)
CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS
Familia: Tropeoláceas
Planta anual suculenta, débil, lampiña y extendida cuyos tallos miden unos 30 cm de largo.
Hojas alternas, casi orbiculares, de 3 a 10 cm de diámetro, fláccidas y con largos peciolos.
Flores solitarias, vistosas e irregulares, con una gama de colores vivos que van desde el amarillo al anaranjado intenso. El cáliz tiene 5 sépalos, y la corola 5 pétalos ligeramente desiguales, de 1,5 a 3 cm de largo.
Fruto carnoso, indehiscente, blanco y deprimido-globular, mide unos 12 mm de ancho.
Es una planta que a pesar de su origen, se encuentra aclimatada prácticamente en cualquier lugar, así que es muy fácil de cultivar en el huerto.

Cultivo:
su peor enemigo es el frío y sobre todo las heladas, por lo que un clima con temperaturas medias-altas es el perfecto para que tenga su presencia en el huerto. Es una planta de desarrollo rápido y más si la exponemos al sol, así que debemos elegir un buen sitio y controlar el espacio respecto de otros cultivos porque puede llegar a ser invasora. El tipo de suelo que le favorece es aquel que sea rico en nutrientes, suelto y bien drenado aunque puede desarrollarse sin problemas en suelos con otras características distintas. El riego que le debemos proporcionar es de tipo moderado.

Siembra:
se siembran una vez que pasan las heladas de primavera aunque en otoño también se pueden sembrar y ya directamente en el huerto, ya que trasplantarla es una tarea difícil. Remojamos las semillas en agua durante una noche para acelerar la germinación y se siembran con una separación aproximada de 25 cm y a poca profundidad. Mantenemos húmeda la tierra hasta que las semillas empiecen a brotar, cosa que ocurrirá en un lapso de entre 7 a 10 días. En el verano regamos con frecuencia, lo que ayuda a disminuir la intensidad del sabor picante de las hojas y las flores. Si las plantas se empiezan a ver decaídas o se deforman durante la estación estival, podemos podar con moderación para estimular los crecimientos nuevos durante el resto de la temporada.

Cosecha:
durante todo el transcurso de la estación estival podemos cosechar tanto las flores como las hojas, teniendo en cuenta que las hojas jóvenes son las más tiernas y sabrosas. Las flores y hojas se pueden almacenar en bolsas de plástico en la nevera.
 
Multiplicación:
se multiplica con facilidad propagándose sola. Las semillas que caen al suelo germinan en unos 14 o 20 días a una temperatura de 15ºC. Se puede sembrar todo el año, aunque normalmente se hace en primavera. Es de crecimiento rápido pues florece en 7-10 semanas después de la siembra.
CULTIVO
PROPIEDADES Y USOS
Esta planta está compuesta principalmente de glucosinolatos y aceites esenciales que contienen ácido erúcico. Es rica además en vitamina C y en distintas enzimas como la mirosinasa.
Cuenta además con sustancias vegetales secundarias del tipo de los polifenoles, entre los que destacan el ácido clorogénico, un glicósido de quercetina y pigmentos vegetales como son los flavonoides. Las flores contienen a mayores antocianinas y grandes cantidades de carotenoides

Uso terapéutico
Se le atribuye un efecto antibiótico por la presencia de tiocionato de bencilo y se ha utilizado en el tratamiento de nefritis, infecciones de las vías urinarias y gripe.
Los frutos secos de la   capuchina se pueden emplear como excelente purgante a dosis  de 0,5-1 gr.
Por vía externa, se utiliza en la preparación de champús para tratar la caspa y reforzar el cuero cabelludo.
Las hojas se usan en forma de cataplasma en caso de traumatismos y contusiones.
En grandes dosis, y por vía interna, puede producir irritación del estómago a causa del contenido en tiocianato de bencilo.
  
Uso   culinario
Desde el punto de vista gastronómico es un producto que ofrece muchas posibilidades para elaborar recetas. De ella se emplean distintas partes según la temporada: la hoja está disponible prácticamente todo el año, la flor se usa a partir de la   llegada de la primavera y hasta que llega la semillas y finalmente durante los meses de invierno se usa la raíz.
Las hojas con ese toque picante, se pueden comer en crudo o cocinadas y sirven de acompañamiento para mariscos, pescados y carnes. Las flores dan un toque colorido y alegre a los platos, con un primer contacto dulce y picante al final. Las semillas tienen similitud a una alcaparra y se usan encurtidas o marinadas. El uso de la raíz es bastante novedoso y siempre se usa rallada.

Otros   usos
Es una planta que se usa en el huerto para atrapar pulgones y orugas de la col y para repeler babosas e incluso los roedores.  Asociada con patatas, tomates, judías y rosales cumple la función de atrayente de pulgones y asociada con crucíferas nos ayudará en el control de la plaga de orugas de la col, ya que éstas comen antes las hojas de capuchina.
Tiene acción fungicida y se usa sobre todo contra hongos como el mildiu y el oidio haciendo una infusión de 1 kilo de hojas en 5 litros de agua. Esa infusión la diluimos al 30% y pulverizamos sobre las plantas afectadas. Lo malo de este preparado es que pierde su efecto en poco tiempo, por lo que hay que repetir la operación trascurridos de 5 a 7 días.
Por su porte extendido y sus hojas anchas es una buena cobertura para el suelo, constituyendo un acolchado para proteger el suelo desnudo y también para mantener a raya esas hierbas que se nos han ido de la mano. También se pueden usar para decoración en jardinería y para tapizar de una manera natural y colorida, paredes, muros y cercados.
  
TU OPINIÓN
En este apartado queremos  colgar vuestras opiniones sobre esta planta: que os parece, si os gusta, o no, si conocéis  algunas propiedades, como la llaman donde vivís, o alguna anécdota,...cualquier  cosa que queráis enviarnos, para compartir y enriquecer esta sección, a secretaria@fundaciongaliciaverde.org.
.
Fundación Galicia Verde
Aldea de Leboso
36556 Forcarei - Pontevedra

+34 671 22 39 05
WebMaster: Enrique Banet
Regreso al contenido