Eneldo - Fundación Galicia Verde


Vaya al Contenido
ENELDO
(Anethum graveolens L.)

El eneldo es una planta propia del sur de Rusia, del Cáucaso y de otras zonas colindantes de la Europa mediterránea, norte de  África y zona occidental de Asia. Aparece ya citado en las Sagradas Escrituras, con su nombre original griego Anethum y ha sido una planta de cultivo desde la más remota Antigüedad. Los antiguos textos egipcios mencionaban ya el eneldo, encontrándose también en las tumbas de los faraones. Los gladiadores romanos utilizaban el aceite como linimento y los médicos romanos y griegos aconsejaban también su uso. Las semillas tuvieron reputación como afrodisíacas entre la nobleza de la Rusia de los zares.
En Europa oriental, se usaba para conseguir encontrar objetos perdidos, colocando ramitas de eneldo ante los iconos y se ofrecían a los santos en la iglesia. También se usaban para proteger los bebés y las casas colocando las ramitas en las cunas y en la entrada de la vivienda.

Nombre científico: Anethum graveolens L.
Nombre en español: Eneldo, aneldo, aneto, hinojo fétido
Nombres en otros idiomas: Dill (inglés) Dill (alemán), Aneth (francés), Aneto (italiano), Anet (catalán), Endro, endrâo, aneto (gallego y portugués) Esamillo, aneta, anheta (Vasco)
CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS
Familia: Umbelíferas.

Planta herbácea anual o bianual parecida al hinojo, de color verde azulado. Toda la planta despide un intenso aroma algo desagradable.

Raíz pivotante,  larga y fusiforme.

Tallo muy liso, frágil, estriado y hueco, de 60-100 cm de altura.

Hojas plumosas y pinnadas, se componen de largos foliolos lineales y agudos y están finamente divididas, como las del hinojo, del que se distinguen por el color verde claro y el olor.

Las flores aparecen entre abril y julio, son amarillas y se disponen en grandes umbelas aplanadas de 15 a 30 radios. Son desiguales, con el involucro y el involucelo nulos, es decir, sin brácteas ni bractéolas. Cáliz ausente. Pétalos amarillos, enteros oblongos, suborbiculares, con el ápice curvado hacia dentro.

Las semillas son diaquenios ovales u ovoides,  de un tamaño de 5-6 mm y color marrón oscuro, convexas o aplanadas por un lado y cóncavas por el otro, y presentan un par de alas desarrolladas a ambos lados.  

Todas las partes de la planta de eneldo contienen aceite esencial. La acumulación de este aceite en las diferentes partes de la planta cambia significativamente tanto en cantidad como en calidad durante el período vegetativo.

CULTIVO
Cultivo:
prefiere los terrenos ligeros, drenantes, ricos en materia orgánica, mullidos y expuestos a medio día. El suelo tiene que estar además húmedo pero no encharcado y tiene que ser abonado con anterioridad. El eneldo no prospera bien en climas fríos, secos o demasiado lluviosos así que mejor cultivarlo en climas templados-cálidos aunque puede vivir en zonas con algo de frío. El riego se realiza sólo después de la siembra y, excepcionalmente, siempre que la estación transcurra seca.

Siembra:
se siembra a partir de marzo, preferentemente de abril a junio, en hileras a 25 cm de distancia unas de otras, presionando bien las semillas contra el suelo, para que queden perfectamente en contacto. La germinación se produce en un periodo que va de 14 a 21 días y la temperatura óptima para que esto ocurra es de 8-10ºC.  Las plántulas son delicadas por lo que el lugar de siembra se deberá tener mantenido libre de malas hierbas y habrá que ser cuidadoso con el riego. Si el tiempo se vuelve seco, las plantas jóvenes de eneldo suelen tener tendencia a granar súbitamente, en cuyo caso, deberemos sembrar de nuevo el eneldo.

Cosecha:
las hojas de eneldo pueden ser cortadas para su uso en cualquier momento, pero de todas formas lo mejor es recolectarlas poco antes de la floración. Es posible realizar un par de cortes; el primero entre julio-agosto y el segundo entre septiembre-octubre.
Para la producción de aceite esencial a partir de las partes verdes, se recogerán al final de la floración, cuando las semillas todavía están verdes en las umbelas, coincidiendo con el máximo contenido en las plantas.
La semilla se recolecta cuando está madura, lo que tiene lugar habitualmente entre septiembre-octubre.

Multiplicación:
Se realiza casi exclusivamente por semilla. Como el período vegetativo de la planta es corto (se requieren entre 100-120 días para que los frutos maduren y pueden generar la semilla), deben recogerse en el momento adecuado y almacenarse en unas condiciones favorables para que la semilla pueda conservar su capacidad germinativa durante 2 o 3 años.  Debemos tener especial cuidado en no plantar eneldo cerca del hinojo, ya que se podría producir una polinización cruzada
PROPIEDADES Y USOS
El eneldo contiene entre 3-4% de aceite esencial, cuyos componentes principales son el aneteno, la carvona, el limoneno y la miristicina.  Está formado por 86% de agua, proteínas, hidratos de carbono, mucha fibra y bajos porcentajes de grasa. Es rico en vitamina C y A. Tiene una alta capacidad antioxidante y contiene minerales importantes para la salud, como el hierro, calcio, potasio, sodio, magnesio, zinc, fósforo, manganeso y cobre. Contiene también importantes aminoácidos como la arginina, el triptófano, la fenilalanina y la lisina, entre otros.

Uso terapéutico
Las virtudes que tiene sobre el sistema digestivo es la de tónica, carminativa, estomacal, antiespasmódica y antiséptica. Estimula las secreciones digestivas y se utiliza en caso de dispepsia y flatulencias. Sobre todo las semillas se usan para preparar tisanas que facilitan la digestión. Una tisana para las flatulencias  es una mezcla de 5 gr de semillas de eneldo, 5 gr de semillas de alcaravea y 20 gr de flores de manzanilla romana. Se ponen dos cucharaditas por taza de infusión y se toman 2-3 tazas diarias, después de las comidas.
 
En ginecología, se usa como espasmolítico, en caso de espasmos uterinos y dolores de la menstruación. También se ha empleado como galactogogo, para estimular la secreción de leche de las madres en época de lactancia. Para este fin, las hojas y las semillas se preparan en infusión de agua o de vino.
 
Puede provocar dermatitis de contacto y fotosensibilización en las personas sensibles.

Uso culinario
 
Tanto las flores frescas como los frutos se usan para preparar conservas en vinagre y para hacer vinagre de eneldo, con el cual se conservan pepinillos y otros encurtidos. Es un condimento muy útil en las dietas sin sal.
 
Las hojas frescas o secas se emplean en la preparación de ensaladas, sopas, verduras de pescado y marisco y en platos de carne picada, aunque su uso más habitual es en la mayonesa. Se utiliza para aromatizar los platos de pescado, sopas, verduras, estofados o guisos, añadiéndose en el último momento antes de emplatar.
 
Añade una cucharada de eneldo a 60 gr de mantequilla y media cucharada de zumo de limón, enfría esta mezcla en la nevera y tendrás un aliño para carnes a la parrilla, zanahorias y patatas hervidas e incluso puedes untarlo en pan. Aquí te dejamos el enlace a una receta con este condimento:

 

Otros usos
Se está investigando con esta planta porque parece ser que los aceites esenciales tienen propiedades inhibidoras del crecimiento de determinados hongos de relativa importancia desde el punto de vista agronómico.
TU OPINIÓN
En este apartado queremos colgar vuestras opiniones sobre esta planta: que os parece, si os gusta, o no, si conocéis algunas propiedades, como la llaman donde vivís, o alguna anécdota,...cualquier cosa que queráis enviarnos, para compartir y enriquecer esta sección, a secretaria@fundaciongaliciaverde.org.
.
Fundación Galicia Verde
Aldea de Leboso
36556 Forcarei - Pontevedra

+34 671 22 39 05
WebMaster: Enrique Banet
Regreso al contenido