Cártamo - Fundación Galicia Verde


Vaya al Contenido
CÁRTAMO
(Carthamus tinctorius L.)


De origen en Arabia y la cuenca mediterránea oriental, se cultiva para ser utilizada como tinte mientras que en otros lugares como en Asia y América del Sur se aprecia más como planta oleaginosa. Los países con mayor producción de aceite de cártamo en el mundo son México, India, Estados Unidos, Etiopía, China, Kazakhastan, Argentina y Australia.
Esta flor es una de las más antiguas que se cultivan… La civilización egipcia ya la usaba para teñir prendas de ropa y para nivel ornamental. Prueba de ello es que en la tumba del faraón Tutankamón se encontraron guirnaldas hechas con esta flor.  
De esta planta se aprovecha prácticamente todo, incluso las hojas que se pueden cocinar como si fuesen espinacas.

Nombre científico: Carthamus tinctorius L.
Nombre en español: Cártamo, cártamo de tintoreros, alazor, azafranillo, simiente de papagayo, azafrancillo de México, falso azafrán, azafrán bastardo, azafrán de moriscos, azafrán romí, cardo aceitero, cártamo cultivado, cártamo doméstico, hierba-papagayo, macuca.                      
Nombres en otros idiomas: Dyer´s saffron, safflower, bastard saffron, false saffron, American saffron, African saffron (inglés) Saflor (alemán), Carthame des teinturiers (francés), Cartamo (italiano), Açafrao bastardo, açaflor, saflor (gallego y portugués), Càrtam, alasflor, safranó, safrà bord, capellans (catalán), Basa azaparan, mando belarra (vasco)
CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS
Familia: Asteráceas
 
Planta pequeña herbácea anual o bianual,  que puede llegar a medir unos 60-100 cm de altura.
 
Tallo glabro, estriado y ramificado por  el extremo superior. Las ramificaciones producen de una a cinco cabezas  florales de 2 a 4 cm de diámetro.
 
Hojas sésiles, alternas,  ovales-lanceoladas, casi tan largas como anchas, espinosas-denticuladas,  brillantes y con bordes y extremo espinosos.
 
Flores, de color brillante,  generalmente anaranjado, pero también amarillo o rojo, son largamente  tubulares y poseen una corola infundibuliforme con cinco segmentos. Son  numerosas y forman capítulos terminales solitarios envueltos en brácteas  espinosas.
 
El fruto es un aquenio escamoso,  semejante a los granos del centeno con cuatro ángulos, brillantes y de color  blanco.
CULTIVO
Es una planta bastante adaptable a cualquier situación pero con un punto débil... el frío.
 

Cultivo:
es muy resistente a la sequía pero bastante susceptible a las heladas. Es una planta que se adapta a suelos poco fértiles, a diferentes climas y necesita poca agua, por lo que es una especie altamente adaptada a condiciones de aridez. Los suelos profundos, fértiles y bien drenados son en los que se obtienen mejores resultados.  
 

Siembra:
la época de siembra se diferencia entre si lo hacemos en el norte de España o en el sur. En el sur, se siembra a principios de marzo en adelante (incluso se puede adelantar a mitad de febrero), y con tope de fecha hasta mayo. En el norte, como las temperaturas son más bajas, se empieza a cultivar a partir de mediados de marzo. Sembramos las semillas directamente en el suelo en hileras espaciadas de 25 a 30 cm, a una distancia dentro de la misma fila de unos 8-10 cm  y a una profundidad de 2 a 3 cm. Las semillas germinan en un periodo de 10 a 14 días.  

 
Cosecha:
cuando la planta empieza a secar sus hojas y muestra un aspecto seco y amarillo, es hora de recoger la planta para el máximo aprovechamiento de aceite. La recolección de las flores para uso como colorante, se hace cuando las cabezuelas están completamente desarrolladas, y no deben recogerse todas las flores si se quiere que el rendimiento de las semillas sea óptimo, ya que al recoger las flores muchos frutos no llegar a formarse.  
 
 

Cuidados:
es muy importante aportar azufre, ya que es un elemento necesario para la formación de lípidos e incrementa la producción de aceite en las semillas. Como micronutriente, el boro guarda un importante rol en el cultivo del cártamo, dado que favorece el desarrollo radicular y la biosíntesis de lignina y sustancias pécticas.
Las   flores del cártamo contienen pigmentos de color amarillo que provienen   principalmente de la cartamina o ácido cartámico, del que se extrae el   “amarillo de cártamo”. Por oxidación enzimática, la cartamina se transforma   en cartamona, de color rojo. Las flores contienen también poliínas con   actividad antifúngica y contra los nematodos.
  
Las semillas de   cártamo son muy ricas en glicéridos del ácido linoleico, oleico y en otros   ácidos grasos poliinsaturados. También contiene arctiósido.

     
Uso terapéutico
  
Las flores se consideran laxantes y sudoríficas. Se   utilizan en el tratamiento de afecciones febriles simples de la infancia. El   aceite de cártamo es insípido e incoloro, con un alto contenido de ácidos   grasos mono y poliinsaturados, por lo que se ha recomendado como complemento   dietético en caso de exceso de colesterol. Por vía externa, el aceite también   se puede utilizar aplicado con masajes en caso de dolores reumáticos, así   como en el tratamiento de algunas úlceras que necesiten una aplicación grasa.   
  
La infusión caliente de   flores de cártamo parece que ayuda a que venga la menstruación cuando ésta se   retrasa. En medicina china se recomienda en caso de dismenorrea y amenorrea.   Es además, diaforética, discretamente laxante y emenagoga.
  

Uso   culinario
  
  
Las flores de cártamo   se usan ocasionalmente en la gastronomía como un sustituto del azafrán. El   aceite es similar al de girasol, usado como aceite de cocinar en ensaladas y   para producir margarinas. Las semillas se usan comúnmente como alternativa a   las semillas de girasol en la alimentación de aves.

     
Otros   usos
  
Las flores se usaban   tradicionalmente en la industria del colorante y de la medicina,   especialmente antes de la disponibilidad de la anilina.
  
Con el aceite de   cártamo se produce también jabón y se usa en pinturas en lugar de aceite de   linaza, particularmente con el blanco, ya que no da el tinte amarillo que   posee la linaza.
  
  
PROPIEDADES Y USOS
TU OPINIÓN
En este apartado queremos  colgar vuestras opiniones sobre esta planta: que os parece, si os gusta, o no, si conocéis  algunas propiedades, como la llaman donde vivís, o alguna anécdota,...cualquier  cosa que queráis enviarnos, para compartir y enriquecer esta sección, a secretaria@fundaciongaliciaverde.org.
.
Fundación Galicia Verde
Aldea de Leboso
36556 Forcarei - Pontevedra

+34 671 22 39 05
WebMaster: Enrique Banet
Regreso al contenido