Anís verde - Fundación Galicia Verde


Vaya al Contenido
ANÍS VERDE
(Pimpinella anisum)


Etimológicamente, el término pimpinela es una alteración de bipinnula o dipinnella (doble pinna) debido a que tiene las hojas bipinnadas. En la Antigüedad, el anís era considerado una especia útil para pagar los impuestos a la par de la menta y el comino y también se usaba contra las mordeduras de serpiente, o con un sentido mágico para no sufrir pesadillas.  En muchos templos orientales se quemaban maderas sagradas de mirto, incienso y anís, y para los chinos era una especia de obligado uso en los banquetes de bodas, quemándose sus frutos sobre las tumbas de los ancestros como señal de respeto y sacralidad. Fue con los griegos y, posteriormente con los romanos, cuando comenzó a usarse como planta aromática. En el siglo XIV, se introdujo en Europa para aromatizar el pan, " pan de anís", muy apreciado en países como Alemania y Austria. En la Edad Media fue una especia sumamente cara y apreciada, junto con otras como el hinojo o el cilantro. La gente del campo solía hacer cigarrillos con granos de anís y los fumaba por su acción expectorante. Actualmente, en el norte de Europa el anís se añade a los pepinillos para obtener un sabor agridulce.
Nombre científico: Pimpinella anisum
Nombre en español: Anís verde, matalahúva, matalúa, matalahúga, hierba dulce
 
Nombres en otros idiomas: Anise (inglés) Anis, kleirner Anis (alemán), Anis vert (francés), Anice verde (italiano), Anís verd, matafaluga, batafalua (catalán), Anís verde, erva doce (gallego y portugués)
CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS
Familia: Umbelíferas
Es una planta herbácea anual de hasta 70 cm de altura, finamente vellosa y de olor intensamente aromático.
Raíz estrecha, alargada y leñosa.
Tallo erecto, frágil, redondeado, estriado y ramificado en la parte superior.
Hojas inferiores pecioladas,  reniformes, dentadas o ligeramente lobuladas; las centrales son compuestas por segmentos dentados y las superiores también compuestas, con lóbulos estrechos.
Las flores son blancas y pequeñitas y se agrupan en umbelas (compuestas de 7 a 15 radios), de largos pedúnculos, con cinco pétalos radiales obovados. Florece en junio-agosto.
Los frutos son diaquenoides ovales y estriados, de color gris verdoso o verde amarillento, con pelos cortos, sedosos y curvados sobre su cara dorsal convexa y con cinco estrías filiformes y elevadas, a veces sinuosas.  
CULTIVO
PROPIEDADES Y USOS
TU OPINIÓN
Cultivo:
es una planta de clima templado o eventualmente templado-cálido, con muchas horas de sol pero algo húmedo al mismo tiempo.  El suelo debe ser arenoso, suelto, ligero, bien drenado, permeable, rico en materia orgánica y fértil. Evitar suelos fríos, arcillosos y demasiado húmedos porque no soporta el encharcamiento.

 
Situación:
necesita una exposición bastante abrigada por lo que descartaremos zonas umbrías o batidas por el viento. Mejor en colina que en zona llana. Le perjudican la helada y la niebla sobre todo en época de floración.  

 
Riego:
es necesario mantener el terreno ligeramente húmedo durante la primera etapa hasta que la planta comienza a tener las primeras hojas. Luego hay que reducir el riego pues se trata de un cultivo de clima árido que se nutre del riego de las lluvias primaverales. Si la temporada es demasiado seca, es conveniente aplicar un riego esporádico.

 
Ciclo:
El período entre siembra y maduración de las semillas es de 120 días.

 
Multiplicación:  
se hace por siembra directa en pleno campo en primavera (abril-mayo, fuera de la época de heladas) porque es difícil de trasplantar del semillero. Se puede sembrar en dos tandadas; una a finales de marzo-principio de abril y otra ya a mediados de abril-principios de mayo. Es conveniente poner las semillas previamente a la siembra, en remojo en agua tibia o templada durante 12-24 horas. Cuando empiezan a hincharse hay que sembrarlas rápidamente y mantener la humedad hasta que se produzca la germinación.  

Cosecha:
se realiza hacia julio-septiembre (frecuentemente la segunda quincena de agosto), 30 días después de la floración, con preferencia a primeras horas de la mañana. Los indicios de que la planta está lista para la recolección de las semillas es cuando caen las hojas, el tallo amarillea, los frutos se ponen duros y oscuros y las cabezuelas se vuelven de color pardo grisáceo.
Secamos atados de tallos en manojos con las umbelas hacia dentro, y se cuelgan 4 ó 5 días al sol o en local ventilado. Luego se trillan, se criban y avientan, se limpian y se terminan de secar al sol. Deben conservarse en recipientes cerrados y en lugares carentes de humedad.

Los frutos de anís contienen aceite esencial (2-6%), constituido principalmente por trans-anetol (80-95%), responsable del olor y del sabor. Otros componentes minoritarios son: estragol (1-2%), anisaldehido (menos del 1%) e hidrocarburos sesquiterpénicos y monoterpénicos (menos del 1%, diferencia respecto a anís estrellado). La esencia de anís verde original se caracteriza por la presencia de hasta un 5% del éster 2-metilbutírico del 4-metoxi-2-(1-propenil)-fenol. Otros constituyentes de la droga incluyen: flavonoides (quercitrósido, isoorientina, vitexina, rutósido), ácidos fenoles, furocumarinas, hidroxicumarinas y aceite fijo.

Uso terapéutico
El anís verde posee acción carminativa, digestiva, espasmolítica (sobre todo a nivel respiratorio y digestivo), expectorante y antiséptica. Se sabe también que aumenta la secreción de la leche en la mujer y en los animales, contando también con propiedades reguladoras de las funciones menstruales. Forma parte de varias mezclas eficaces en la farmacia natural.
Con efecto antibacteriano, expectorante y antiespasmódico  se recomienda su uso tópico y por vía oral en caso de irritación de las vías respiratorias. Para ello escaldamos media cucharadita de anises recién machacados con agua hirviendo y dejar reposar la mezcla 10 minutos. Beber 1 o 2 veces al día.
Para tratar la tos seca se puede hacer la siguiente mezcla de plantas: 35 gr de hojas de malvavisco, 25 gr de raíz de malvavisco, 25 gr de regaliz y 15 gr de anís verde. Por taza, vertemos 150 ml de agua hirviendo sobre 2 cucharaditas de esta mezcla, dejarla reposar 10-15 minutos y beberla 3-4 veces al día. Endulzar la infusión con miel para aumentar la secreción bronquial y mejorar la absorción de agentes activos.

Uso culinario
Sus usos en la cocina son diversos. Por una parte, sus hojas se usan para aromatizar ensaladas, carnes y mariscos. Por otro lado, sus semillas secas, de sabor dulce y fuerte aroma, se usan en diversas recetas de pasteles y bebidas (famoso es el licor de anís).
Aquí os dejamos el enlace de la preparación de un rico pan de anís: https://www.directoalpaladar.com/recetas-de-panes/receta-de-pan-de-anis.
En este apartado queremos colgar vuestras opiniones sobre esta planta: que os parece, si os gusta, o no, si conocéis algunas propiedades, como la llaman donde vivís, o alguna anécdota,... cualquier cosa que queráis enviarnos, para compartir y enriquecer esta sección, a secretaria@fundaciongaliciaverde.org.
.
Fundación Galicia Verde
Aldea de Leboso
36556 Forcarei - Pontevedra

+34 671 22 39 05
WebMaster: Enrique Banet
Regreso al contenido