VOLUNTARI@ DE LA FGV

Ayúdanos a impulsar el cambio. No se necesita un gran esfuerzo. Hazte voluntari@ de la Fundación, ven un día al mes y, juntos, caminaremos más rápidos.

Voluntarios

 

CAMBIO CLIMÁTICO

El 27 de septiembre,  día de huelga internacional contra el cambio climático, hemos presentado en el Parlamento una ILP contra el CAMBIO CLIMÁTICO. Puedes conocerla y apoyarla  pulsando

ILP contra el Cambio Climático

APADRINA UNA SEMILLA

Si quieres puedes ayudarnos a recuperar las semillas tradicionales y, de paso, ayudar a colectivos agrícolas de los países más pobres.

¿Quieres hacerlo?

Apadrina una semilla

Namaskar

Esta palabra sánscrita dicen los maestros que, usada conscientemente, nos ayuda a recordar que tratamos a cada uno de los que saludamos como seres, y no como personalidades. Por eso la elegimos para designar nuestra tienda "on line", y a través de ella, ofrecerte lo mejor para tu salud y bienestar.


  • La mejor selección de tés
  • Aromas para cada constitución
  • Productos Ayurvédicos
  • Aseo personal
  • Exquisitas mermeladas ecológicas
  • Jabones y productos de limpieza
  • Artesanías exclusivas
  • Semillas ecológicas de alta selección
La historia de la humanidad está repleta de grandes pensadores, que nos han dejado un legado maravilloso sobre el que podremos dar forma a nuestros pensamientos, y tal vez a la vida misma.
 
 

¿Quieres conocer mejor nuestro trabajo?

Ponte en contacto con Cris (Tfno 671 22 39 05) y bien individualmente, o en grupo, te atenderemos y podrás conocer los pormenores de nuestro proyecto.

Yo soy libre. Nada contiene la marcha de mis pensamientos y ellos son la ley que rige mi destino.

¡Oh, no quiero ceñirme a las reglas del arte! Mis pensamientos son vagabundos, mi imaginación errante, y mi alma sólo se satisface de impresiones.

Jamás a dominado en mi alma la esperanza de la gloria, ni he soñado nunca con laureles que oprimiesen mi frente. Sólo cantos de independencia y libertad han balbucido mis labios, aunque alrededor hubiese sentido, desde la cuna ya, el ruido de las cadenas que debían aprisionarme para siempre, porque el patrimonio de la mujer son los grillos de la esclavitud.

Yo, sin embargo, soy libre, libre como los pájaros, como las brisas, como los árabes en el desierto y el pirata en el mar.

Libre es mi corazón, libre mi alma, y libre mi pensamiento, que se alza hasta el cielo y desciende hasta la tierra soberbio como Luzbel y dulce como una esperanza.

Cuando los señores de la tierra me amenazan con una mirada, o quieren marcar mi frente con una macha de oprobio, yo me río como ellos se ríen y hago, en apariencia, mi iniquidad más grande que su iniquidad. En el fondo, no obstante, mi corazón es bueno; pero no acato los mandatos de mis iguales y creo que su hechura es igual a mi hechura, y que su carne es igual a mi carne.